Manscape, una moda de depilación masculina

La depilación masculina también tiene sus variantes, sus gustos y sus modas. Y cada cierto tiempo surgen nuevas tendencias en relación al mundo del vello en el hombre, que nos permite poner un poco de variedad y fantasía a nuestras vidas. Porque eso último, sobre todo, es lo que permite realizar Manscape. Con esta técnica, ahora tenemos la oportunidad de administrar nuestro vello corporal en función de nuestros gustos personales, dejando o eliminando lo que no nos agrade.

Manscape es una nueva forma de diseño corporal, acorde con nuestra personalidad, con nuestro estilo de vida e incluso con el estado de ánimo en que nos encontremos en ese momento. De esa forma, nos permitimos la opción de quitar y poner a nuestro antojo, si preferimos por ejemplo dejar un poco de vello en el pecho y llevar toda la espalda depilada. Incluso podemos aplicar un poco de arte a esta nueva estética, con afeites parciales y recortes todo lo logrado que queramos, totalmente a nuestro estilo personal y con un buen diseño.

Entre los consejos para realizar un manscape ideal, debemos tener en cuenta sobre todo en primer lugar el elegir el estilo que más nos represente y nos agrade. Las hojas de afeitar deben ser cambiadas con cierta frecuencia para evitar sorpresas desagradables y contratiempos. Lo mismo podemos decir de las tijeras que utilicemos. Estas deben ser siempre de calidad para que nos fecilite el proceso de depilación. En cuanto al exfoliado, debemos olvidarnos de él una vez acabado el manscape, ya que podría irritarnos la piel. De la misma forma, debemos tener cuidado con las zonas genitales, ya que son muy sensibles, por lo que debemos pasar al menos dos días de descanso entre cada grooming. No debemos olvidar tampoco que una buena ducha caliente previa al manscape, contribuirá a abrir los poros de nuestra piel, además de los folículos pilosos, favoreciendo bastante el proceso de depilación.